Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 6 de enero de 2017

Propósitos para este año 2017: Eliminar lenguaje que promueva la cultura de la violación.

Ya hemos estrenado este año 2017 y, entre hacer el vago, jugar al ordenador, dormir y ver la televisión... no he tenido tiempo para compartir a través de unas pocas palabras cuáles van a ser mis propósitos de año nuevo.

El principal, el que considero más urgente, y no sólo para este año, sino para el resto de mi vida:

VOY A DEJAR DE USAR UN LENGUAJE QUE PROMUEVA LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN.

Normalmetne no tenemos cuidado con lo que escrbimos o decimos y soltamos palabras sin control alguno y no reparamos en qué estamos diciendo realmente. Estoy convencido de que nuestra forma de hablar encierra de una forma velada cierto apoyo a la violación. No estoy diciendo que sea la causa del mal, ni que todos y todas apoyéis la violación, pero  fijaos cuántas veces utilizamos estas expresiones:

  • Estoy jodido o jodida.
  • ¡Que te den por el culo!
  • ¡Que te jodan!
  • Lo que necesita es un buen polvo.
  • Está mal follado o mal follada.
  • ¡Esto es la polla! (queriendo expresar que algo es fenomenal).
  • ¡Esto es un coñazo! (con un significado de aburrido o insufrible).
  • Eres un hijo o una hija de puta (este caso me ha llamado siempre la atención: cuando alguien nos es antipático, nuestra ira se dirige hacia su madre, jamás hacia el padre).

Estas me salen a vuelapluma ¿se os ocurren más? ¡Hacédmelas saber!
Convendréis conmigo en que de una u otra manera estas expresiones señalan el forzar sexualmente a alguien como justificado, como "castigo" a algún comportamiento indebido. E, hilando más fino, si me apuráis implican que el acto ha de realizarse del hombre hacia la mujer (véanse las tres últimas expresiones).
Bueno, pues he decidido desterrar totalmente estas y otras expresiones  que pudieren cruzarse en mi camino de mi vocabulario.

En mi círculo más inmediato ya conocen mi decisión y me apoyan e incluso me corrigen cuando se me escapa alguna. Es difícil, pero con tan buena ayuda sé que lo lograré.

Uno de mis chistes estrella. Con este propósito de año nuevo, mi ya de por sí escaso registro humorístico va a quedar bajo mínimos.

Preguntas frecuentes:

"¡Eres un puto calzonazos, un mariquita y un mierdas!"
Ante tamaña reflexión, fruto sin duda de un conciezudo análisis introspectivo de la sociedad y de las implicaciones de la semántica del lenguaje, no puedo sino descubrirme ante una mente tan preclara.
Te has dejado llevar por la tiranía de lo políticamente correcto. 
Yo opino al revés: Que mi postura es políticamente poco correcta. Pero si alguien lo ve de otro modo, pues eso, ¡a comentarios!
Pues tomar y beber leche carne también es apoyar la cultura de la violación.
Yo ahora estoy a este nivel. Quizá llegue a otros o quizá no. Pero de momento me encuentro aquí.
¿Estas diciendo que si yo hablo así promuevo la violación?
He dicho lo que he dicho: Que voy a eliminar ciertas expresiones de mi vocabulario pues su carga semántica apoyan la violación. No estoy dicendo que tú, ni nadie, la apruebe.
Bueno, pues nada más. Más adelante hablaré de que otro de mis propósitos ha sido largarme de Facebook, pero esa es otra historia que deberá ser contada en otra ocasión.

¿Y por aquí? ¿Cuáles son vuestros propósitos de año nuevo?

2 comentarios:

Elvis dijo...

Haría cualquier cosa con tal de que no hubiera ni una sola violación más, pero, sinceramente, no veo la manera en la que una de esas expresiones pueda llegar a promover la violación.
No creo que porque yo diga "estoy jodido" esté promoviendo nada de nada, simplemente estoy dando a entender un estado de ánimo y no creo que por decir "estoy fastidiado" consiga que se viole a menos gente... Creo que le damos demasiada importancia a algunas expresiones, cuando lo verdaderamente importante no es lo que se dice, si no como se dice.
Saludos.

El Vertedero en el Sótano dijo...

Sí, no es útil,no va a reducir el número de violaciones, pero tampoco veo que haga que la cosa empeore así que... ¿por qué no probar?
Por otra parte quizá cambie la forma en que algunas personase perciben las violaciones. No sé. Es una idea.
Y sí creo que es importante cuidar ambas cosas: Cómo se dice, como indicas, pero también lo que dices. No solo en éste, sino en todos los ámbitos. Un saludo ¡y gracias por comentar y compartir tu tiempo!