Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 29 de noviembre de 2013

Apoyo máximo a #ChicadeSerieB

De hecho, al igual que las películas de serie B... si lo intentas hacer de nuevo dentro de 20 años... queda ridículo. #FueraRemakes.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Oxímoron.




No soy ningún experto en educación, pero sí en consolas: Un juego educativo, los que te venden como educativos, vamos, no puede ser divertido.
Es curioso lo de la mayoría de los adultos, que mandan a sus hijos a la escuela "para que se diviertan" y luego quieren que "aprendan" jugando a la consola.
¡Ay, señor, llévame pronto!

El Pedro vuelve.

Pedro, que desapareció de estos lares tras un mal viaje psicotrópico, ha vuelto, con su alopecia, su alcoholismo ¡y una mochila nueva!

No sé si colgaré sus tiras, pero seguir sigo.


domingo, 20 de octubre de 2013

El huargo en la palabra XVI: Vusco trabago.

Ya he hablado en otras ocasiones de lo que se encuentra uno buscando trabajo por ahí (Huargo XI y Huargo XII) y como dice el viejo refrán "por más que mato burros, no acabo con la cuadra".




lunes, 2 de septiembre de 2013

El huargo en la palabra XV: No te fíes de lo que lees.

El otro día estaba leyendo "La Luna de Metrópoli", pero tomándome una cerveza, por aquello de parecer menos gafapasta. Y me topé con esta noticia.



Hala, venga una saga de cómics. De nuevo utilizando palabras del inglés sin tener ni idea de qué significan en castellano. La palabra saga se utiliza mal, muy mal, porque se traduce del inglés. Bueno, en realidad porque no se traduce.

A ver, saga en inglés, según el Diccionario de Mac Os XVersión 2.0.3 (51.5):

saga |ˈsägə|
noun
a long story of heroic achievement, esp. a medieval prose narrative in Old Norse or Old Icelandic : a figure straight out of a Viking saga.
• a long, involved story, account, or series of incidents : the saga of her engagement.
ORIGIN early 18th cent.: from Old Norse, literally ‘narrative’ ; related to saw 3 .
La segunda acepción, pues sí, podría referirse a una serie de películas o cómics, que tienen relación entre ellos, que lo que cuenta uno sirve como punto de partida para el siguiente...

Pero...

¿Y en castellano? Según el Diccionario de la Real Academia (©Real Academia Española.  Todos los derechos reservados, oiga):

saga1.
(Del lat. saga).
1. f. Mujer que se finge adivina y hace encantos o maleficios.

saga2.

(Del al. Sage).
1. f. Cada una de las leyendas poéticas contenidas en su mayor parte en las dos colecciones de primitivas tradiciones heroicas y mitológicas de la antigua Escandinavia.
2. f. Relato novelesco que abarca las vicisitudes de dos o más generaciones de una familia.

(El artículo está enmendado. Ya no dice que sean DOS colecciones primitivas. No especifica número).

Vamos, lo de Relato novelesco que abarca las vicisitudes de dos o más generaciones de una familia... podría ser pero... muy cogido con pinzas.

En definitiva, aficionados a las películas y cómics, no os dejéis influir por las gentes que escriben ¡hala! ¡a lo sin mirar! y dejad de usar mal la palabra saga. Serie creo yo que podría ser mejor.


A eso hay que añadir lo de "Jeff Millar" y "John S. Romita". Quiero decir... John S. Romita es el nombre de real, de pila Duracell, de John Romita JR. Es decir, que el redactor de la noticia ha buscado, digo yo, ex professo información. Entonces... ¿por qué pone Jeff Millar? Es Mark Millar, oiga.


DE REGALO:

Se piensa una señora de Cuenca que yo sé mucho de lengua y tal, pero no es cierto. Yo de lo que sé es de cómic. Este huargo en la palabra de hoy me ha hecho acordarme del siguiente fallo:


No sé en la película, pero en el cómic el grupo de justicieros era conocido como los "Minutemen", lo de que hay un complot sería discutible, pero bueno. Y no, no cuentan con doce minutos sino con varios días. En la siguiente hoja, además, dice que cada número corresponde a un minuto de tiempo real. De flipar, vaya.

domingo, 28 de julio de 2013

El huargo en la palabra XIV: Electro Arrives, de los Arrives de toda la vida.

Lleva en la página web de Antena 3 desde el 18 de Julio esta noticia.

 

Ve un redactor un tráiler en inglés, lee que pone el mensaje "Electro arrives". Y dice... ¡anda! ¡el villano de la nueva película de Spider-Man se llamará Electro Arrives!

Pues no. No.

Arrives es la tercera persona del singular del verbo to arrive, en inglés. Lo que dice la frase es "Llega Electro" o "Electro llega". Eso ya al gusto.

El caso es que hay comentarios en la noticia que avisan del error, y por Facebook ha sido pitorreo generalizado, pero ellos no lo quitan. Sospecho que porque están ganando muchas visitas.

A eso hemos llegado con los medios profesionales: Ya lo que importa es el número de visitas. La calidad, rigor y eso ¿para qué?

Y yo, que sigo en paro.

viernes, 19 de julio de 2013

El huargo en la palabra XIII: "El hipnotista" (Lasse Hallström, 2012)

Es la primera vez que hago una crítica de una película sin haberla visto. Pero ¡eh! ¡esto es internet, hoygan!

"El hipnotista" es una película sueca que llegó a nuestro circuito comercial de cine hace unos días. Y va de uno que presencia un asesinato y... ¡LA DISTRIBUIDORA SE INVENTA UNA PALABRA!
¡Hipnotista! ¡Tócate las narices! ¡¿No será hipnotizador?!

El caso es que una búsqueda en google arroja que hay más resultados para hipnotista que para hipnotizador. E incluso esa palabra viene en algunos diccionarios on line. Y no quiero ser más papista que el Papa ahora con lo del diccionario de la RAE, que soy el primero que lo critica, pero no es menos cierto que ahí está y es una referencia. Y en él, no viene.

Que sí, que hipnotista se podrá utilizar, vale, pero afrontémoslo, ya teníamos una palabra: Hipnotizador. ¿No os parece una cosa como muy...? Claro, como en inglés es: hypnotist... pues en castellano... hipnotista ¡hala! ¡con un par! ¡y gracias que sustituimos la "y" por la "i"! No tengo pruebas, pero seguro que a nosotros esta película nos ha llegado a través de la versión inglesa, no de la sueca. Lo cual ayuda a poner estos títulos tan imaginativos.

En fin. Espero que hayáis disfrutado de esta cita de los lunes con el huargo en la palabra. Ya, que es viernes.

jueves, 18 de julio de 2013

El cómic que lo empezó todo.

Con este cómic sobre la clonación empecé este blog hace más de 5 años. Ahora lo he vuelto a dibujar, porque estoy preparando un nuevo recopilatorio con mis historietas para lanzar una edición digital de las mismas. ¡Mientras por sólo 1,78€ € podéis pillar una selección chula, chula! Pinchad el banner de la derecha o pinchando aquí mismo. ¡Será por facilidades que os doy!


 Poco a poco retomaré el pulso al blog, que han sido unas semanas muy allá, sacándame el C1 de Advanced y buscando trabajo. Lo primero me salió, oye, pero en lo del trabajo sigo en ello. Pero me debo a mi público peruano y venezolano que busca sexo regalado en vertedero.




sábado, 22 de junio de 2013

La leyenda del castillo de Guzmán.

Cómic hecho con mucho amor y Photoshop para la asociación de Amigos de Guzmán, un pueblecito de la provincia de Burgos.







lunes, 22 de abril de 2013

El huargo en la palabra XII: Hala, más orcografía...

Siempre se dice a la hora de buscar empleo que enviar un currículo sin faltas de ortografía es esencial ¿Y qué pasa con las ofertas de empleo? ¿Qué imagen da una empresa del ámbito educativo que comete tamaños errores? No me pongo picajoso con las tildes (que no os hacéis a la idea de  la de empresas que buscan gente que enseñe ingles) o fallos que se pueden atribuir al mecanografiado, no, es que son fallos de que se te caigan los ojos. De nuevo, gracias a infojobs y a Educa Consulting S.L. (artífice de lo de majisterio):



Y ahora un error del Museo de la palabra, de la Fundación César Egido Serrano. Uno de los últimos lugares en los que uno esperaría encontrar errores ortográficos, la verdad. Este error lo reproducen en los correos electrónicos que envían desde hace semanas y en su página web a pesar de que a través de Facebook, se les ha hecho notar.


Ya no entro a valorar la redacción del texto (que se puede mejorar muchísimo). Pero es que si utilizas el verbo satisfacer, en lugar de otros más sencillos, como gustar, es porque te las quieres dar de culto. Porque mira que hay verbos irregulares y luego está el verbo satisfacer, ¿eh? que se conjuga raro. Bueno, pues si eso, utiliza en este caso el condicional, satisfaría, y no el pretérito de subjuntivo...

Bueno, y mientras, yo en paro...

Queda pendiente un tema que me envió USR. Si es que... tan pronto no tengo de qué hablar, como se me acumula el tema ¡ya ves!


lunes, 15 de abril de 2013

El huargo en la palabra XI: Buscar empleo en la estepa cultural.

Buscar empleo es de desocupados. Como hacer un blog.
El caso es que por aquello de la desacelaración económica me he quedado otra vez sin empleo. Y me encuentro con esto y se me caen los ojos:



Imagino que la plaza será para enseñar ortografía a la persona que ha escrito esa oferta de empleo.

En fin.

martes, 9 de abril de 2013

El huargo en la palabra X: El origen de la palabra "troll".

Pues sí, me he quedado sin ideas para mi cita semanal con el huargo en la palabra y llega el momento de explicar el posible origen de la palabra troll en el argot de internet. ¿Y por qué? Pues porque es una palabra que se usa, y mucho, y nuestra Academia tardará siglos en tenerla en cuenta. Así que si podemos ir allanando el terreno y dejando constancia de cositas, pues mejor.

Primero deberíamos aclarar que troll es el sustantivo con el que denominamos a las personas que en internet molestan con sus opiniones o sus acciones en foros, blogs y redes sociales, provocando una larga cadena de respuestas. Se forma igual para masculino que para femenino y el plural suele aparecer como trolls, contraviniendo la forma lógica de formación de plurales en castellano. Además, el sustantivo deriva en verbo intransitivo, pero esta vez de forma natural, aunque es común ver que desaparece una l , dando lugar a trolear como acción que lleva a cabo una persona en internet dando lugar a una larga cadena de respuestas airadas por parte de otros usuarios. Troleado, sería el adjetivo que denota que se ha sido objeto de esta acción.

Bueno, he aquí dos posibles orígenes:

  • Por un lado tendríamos la palabra trol, como ser mitólogico de la literatura escandinava. Seres solitarios y molestos, como se nos antoja la gente que dedica su tiempo a incordiarnos en internet.


Ya veis, qué pérdida de tiempo. No sé, vaya, son opiniones mías. No pretendo hacer artículos exhaustivos ni nada por el estilo, pero son curiosidades que me encuentro por ahí. De todos modos, el artículo de la Wikipedia en español es muy bueno al respecto.

Hala, último cartucho gastado, A ver qué sale la próxima. Hasta más leer.

Y recordad: NO ALIMENTÉIS AL TROLL.
 

martes, 2 de abril de 2013

El huargo en la palabra IX: "Balde" Runner

¿De verdad hace falta otro blog que hable de lo mal traducido que está Blade Runner (Ridley Scott, 1982)?

No, pero se trata de un buen huargo en la palabra porque se podía haber evitado con una simple revisión por parte de quienes hicieron la labor de traducir.

Quiero decir... ¿es que no se paran a revisar lo que hacen? A mí siempre me chocó que se dijera  No nos avisan contra los asesinos en el periódico.  ¿Cómo que no nos avisan? ¡Si no hacen otra cosa! ¿Es que en el 2019 la prensa se ha edulcorado?

No. Un tiempo viviendo en el extranjero (pero ¿quién vive?), y unos cuantos títulos de Cambridge de por medio (ah, y poder poner subtítulos al DVD, más efectivo que mi nivel certificado B2) me mostraron que lo que en realidad quiere decir es que: No hay ofertas de empleo para asesinos en el periódico. Advertise es un falso amigo.

Me gustaría que pudieras ver lo que yo hago con tus ojos. Suena a amenaza. Parece que se los va arrancar. Pero  luego nada. Y es que en realidad esta frase es más amable en inglés: Me gustaría que vieras lo que he visto con tus ojos. Bueno, nada de lo que dice Roy Batty suena amable. Pero cambia el tema, ¿verdad? Además, al presentarse, parafrasea unos versos de William Blake y fire of Orc se tradujo como fuego de oro, que no sé yo ni cómo traducirlo al castellano, pero Orc no es oro, eso no. En fin... ahí queda.


Sabía yo que no lo había soñado. Dice fucker en vez de padre, como dicen en la versión española. Pero este error en la traducción es más complicado de pillar pues sólo sale en las viejas versiones de la película. En las modernas, versiones del director, versiones del taquillero, etc... en inglés dice father. Pero vamos, presentarte ante tu creador y llamarle fucker en la jeta es lo más.



Aquí la traducción al castellano dice: No haré nada por lo que el dios de la biomecánica me impida la entrada en su cielo. Pero viendo el contexto y la frase original dice: Nada por lo que el dios de la biomecánica no te deje entrar en el cielo, haciendo referencia a que los crímenes que él ha cometido son culpa de Tyrell y que a continuación, se le va a cargar.


Y el monólogo final. El famoso "atacar naves en llamas" es en realidad "Naves de ataque ardiendo". Pero ya veis, la traducción al castellano, errónea y todo, ha perdurado.

Otro día iremos con más errores de traducción. O si eso explicaré lo de la palabra troll.

Hala. Ya me diréis qué tal.





lunes, 25 de marzo de 2013

El huargo en la palabra VIII: Spam, spam, spaaaaam.

Abres el correo y ahí está: un montón de señoritas que desean conocerte... grandes ofertas para conseguir píldoras que te aseguren una gran erección... monarcas africanos que necesitan sacar grandes sumas de dinero de sus países... Vamos, que tienes un montón de spam.
La palabra spam no está registrada en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Lógico y normal. Si por algo destacan nuestros académicos es por ignorar el uso del castellano.

Pero esta palabra la utilizamos, y mucho. Si nos ponemos tiquismiquis podríamos emplear expresiones como correo basura, correo no deseado o correo no solicitado y así evitar el uso de extranjerismos. Pero sin embargo... esas expresiones a mi entender dejan escapar el sentido pleno que tiene la palabreja spam. Además, no son deseables desde el punto de vista de la economía del lenguaje.

Bueno, allá cada cual. No entro a valorar si hay que utilizarla o no. Lo que sí me gustaría, es destacar cuál es el origen de esa palabra.

Se conoce que en 1993 alguien en USENET empleó este término al referirse a un mensaje que había llegado a varios cientos de usuarios sin haber sido solicitado. Pero... ¿por qué lo llamó spam, si se trataba del nombre de una marca de carne enlatada cuyo nombre venía, aparentemente, de sp(iced ha)m?



Pues sí, es esta escena de la serie de televisión Monty Python's Fliying Circus.

En el vídeo que os he puesto, la palabra spam está traducida como cerdo. Otro tema el de las traducciones.

A lo mejor escribo sobre ello. O a lo mejor lo hago sobre el origen de la palabra troll entre los internautas.

A saber.

martes, 19 de marzo de 2013

El huargo en la palabra VII: Más orcografía...


No sé si se lee bien... pone garage que no es que sea un error muy gordo si te encuentras en Reino Unido, o en Francia, por ejemplo... Pero es que esta foto corresponde a un edificio de Burgos. Vamos, que para que no tengáis que mirar, que se escribe garaje ¿vale?



Si la gente que trabaja en este supermercado comete estas faltas de ortografía ¿serán capaces de leer la fecha de caducidad de lo que venden? Lo que está claro es que no saben leer tampoco ingredientes: Este supermercado es uno de los de las hamburguesas de caballo.



Y esto es la contraportada del DVD de la película Deep in the Woods. Es un huargo en la palabra mítico, porque lo de discursión lo he oído y leído un montón. Valga decir que no alquilé la película. Que a lo mejor está bien. Pero no.

Hala. Saludos a todos los Josés, menos a uno.

lunes, 11 de marzo de 2013

El huargo en la palabra VI: Ola ke ase??

En esta ocasión había prometido a mi público explicar los posibles orígenes de la palabra troll en internet, pero como entre una cosa y otra no me da la vida para nada, copio y pego un extracto de la gran obra Amor y pedagogía que Miguel de Unamuno escribiera en 1902. Ya, que lo suyo sería copiar y pegar cosas de risas. Pero este fragmento me encanta.

Lástima que tengamos que hablar en lenguaje así y no en álgebra. Y renuncia á enseñarle á hablar así por leyes.

Pero no á enseñarle á escribir con ortografía fonética, la del porvenir, la única racional. Duda primero si optar por la q ó por la k para la gutural fuerte, si escribir Qarrasqal ó Karraskal, pero se queda al fin con la k para no quitar á las palabras kilómetro y kilogramo su tradicional y científico aspecto. Además Kant, Kepler, etc., empiezan con k, y con q ¿qué grande hombre hay? No recuerda más que á Quesnay y á Quetelet.

I así es komo empezó el niño á berter su pensamiento en forma gráfika, i en la únika berdaderamente zientifika ke ai, por lo menos oi, asta ke no adoptemos el áljebra.

Hace más de 100 años de esto. Lo flipas.

lunes, 4 de marzo de 2013

El huargo en la palabra V: O tempora, o mores.

¡Madre mía de lo que vengo a hablaros! Los latinismos. Que no es cenar a base de latillas. No. Es el uso de expresiones en latín.

Los usamos tan frecuentemente, que a veces ni reparamos en ello, como le pasaba a un profesor que decía en sus clases: “esto lo veremos en el laboratorio in situ, como se dice ahora”. Bueno, se lleva diciendo desde hace miles de años, señor. De ahí la gracia.

Pero lo que me ocupa y preocupa no es que los usemos sin darnos cuenta, es que los usamos mal, muy mal, y podemos llegar a ser corregidos, encima, si los usamos bien.

¿Quién no ha oído, leído, e incluso usado de motu propio? Que significa “por propia voluntad”.

Me fui de la fiesta de motu propio, no porque me obligara la policía.

Bueno, pues ¡mal! ¡muy mal! Para empezar no se usan preposiciones con los latinismos. No se dice de motu propio, no se dice me quedé en in albis, no se dice de ex profeso. Fuera las preposiociones.

Pero es que en el caso en los que utilizamos motu propio ¡¡estamos cometiendo un error!! Lo correcto sería emplear motu proprio. Ahora, bien, el cachondeo de tus interlocutores si no tienes a mano un diccionario para cerrarles la boca, puede ser morrocotudo.

Otro error que se comete muy frecuentemente es el decir in media res cuando lo correcto sería in medias res.

Y de nuevo, con la influencia del inglés hemos topado, pues lo correcto es decir statu quo y no status quo, ni siquiera en plural, que vete a saber por qué, es la forma que recogen los ingleses en sus diccionarios.


Pero no os preocupéis. La Academia terminará por aceptar todas esas formas. Ya pasó con in fraganti, que lo suyo sería decir in flagranti, pero ya véis, admitido está. Así que nos pillan por el olor. Vamos, que tiene narices.

En fin, espero os sirvan estos artículos, Si no, siempre podéis bailar con el vídeo que he adjuntado.

lunes, 25 de febrero de 2013

El huargo en la palabra IV: Ultracorrección.

Todos cometemos errores cuando hablamos y escribimos. Está claro. Todos.

Pueden ser debidos a falta de concentración... a desconocimiento... a torpeza al mecanografiar... Pero hay un tipo especial de error que me encanta y que no disculpo jamás: El que se comete porque te crees muy inteligente.

Académicamente esto se conoce como ultracorrección y se define como la aplicación de normas gramaticales y ortográficas en usos que no le corresponden.

Y es que hay gente por ejemplo que escribe o dice idiosincracia. Está claro que si utilizas esa palabra es porque te las quieres dar de persona culta, pero no, coleguilla: Se dice idiosincrasia.

Ejemplos más comunes son los de la gente que por hacerse la fina, dicen bacalado o cola-cado en lugar de bacalao o cola-cao.

Pero hay más errores de este tipo:

He visto a profesores de primaria escibir antigüo... Porque usar diéresis es importante ¡pero no tanto, oyes!

¿Y quién no ha visto escrita así la palabra exámen? Claro, como exámenes lleva tilde, el singular a la fuerza también...

Pasa mucho también que para dárnoslas de que sabemos escribir acentuamos ésto o éso porque claro, es un pronombre y los pronombres llevan tilde para distinguirlos de los determinantes... ¡Y no tenemos en cuenta que ni esto ni eso funcionan jamás como determinantes!

En los telediarios se oye frecuentemente que usan se autoinmoló o autoinmolarse. Claro. Yo me autolavo y me autopeino todas las mañanas, pero está mal dicho. Bueno, en este caso me autopeino está doblemente mal dicho porque además estoy calvo. Pero el tema es que si ya se incluye la partícula se para reflejar que es pronominal, no hace falta que uses el auto, salvo para no llegar tarde al trabajo.

Todo ello son ejemplos de querer expresarse mejor que nadie aplicando reglas gramaticales pero muy de aquella manera.

Y venía yo cargado de más ejemplos, francamente, pero se me han olvidado por el camino... Ya iré actualizando con más ejemplos que se me ocurran.

Hasta la próxima entrega. Que seguramente versará sobre el uso de latinismos. O no. ¡Ah! ¡El misterio!

viernes, 22 de febrero de 2013

Estúpido juego de palabras XXVIII

¡Aaaah! ¿Qué sería de este blog sin los estúpidos juegos de palabras? ¡Justo cuando creíais que el nivel estaba subiendo! ¡Esperad lo peor!

lunes, 18 de febrero de 2013

El huargo en la palabra III: Erratas de andar por casa.

"El huargo en la palabra" os trae esta semana un ejemplo de orcografía.




Pero ¡hey! al menos ha escrito m antes de b

Podría ser un caso de ultracorrección... o de que la persona que ha escrito esto sabe insertar cliparts de microondas pero no sabe qué significa el subrayado rojo en su procesador de texto...

Otro día hablaré de la ultracorreción. Quedáis emplazados a la próxima entrega de El huargo en la palabra.

lunes, 11 de febrero de 2013

El huargo en la palabra II: Bizarro



Otro lunes que vengo a enseñaros a escribir y a expresaros bien.

Hoy: la correcta utilización de la palabra bizarro.

Aquí, quien más quien menos, sabe que bizarro significa "raro", "extraño", "grotesco". Bueno, pues que dejen de ver páginas porno americanas, señoras. Bizarro en castellano siempre ha querido decir "valiente".


Veamos la definición de bizarre según la edición on-line del Collins: 

Bizarre: (adjective) odd or unusual, esp in an interesting or amusing way

Word Origin

C17: from French: from Italian bizzarro capricious, of uncertain origin .
Y la del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua:
bizarro, rra.
(De it. bizzarro, iracundo).
1. adj. valiente (esforzado).
2. adj. Generoso, lucido, espléndido.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
Como principal diferencia, que la palabra inglesa parece venir más bien del francés, y la española del italiano. Pero vamos, poco más. ¡Ah no! ¡Espera! Es que no significan los mismo...

Que nos encontramos ante otro caso, como decíamos hace siete días, de falso amigo. Bizarre no significa bizarro.
Y dejad el porno.


NOTA: He decidido llamar a esta sección "El huargo en la palabra". Sirva el título de homenaje a mis admirados Lázaro Carreter y Tolkien. Vaya, en realidad es que "el cardo en la palabra" y "el nardo en la palabra" ya estaban cogidos. Bueno, pues hasta más entregas.

lunes, 4 de febrero de 2013

El huargo en la palabra I: La gente se cuela con la palabra "secuela".

La palabra secuela según el Diccionario de la Lengua Española:
(Del lat. sequēla).

1. f. Consecuencia o resulta de algo.

2. f. Trastorno o lesión que queda tras la curación de una enfermedad o un traumatismo, y que es consecuencia de ellos.

3. f. ant. séquito (‖ gente que en obsequio, respeto o aplauso de alguien le acompaña y sigue).

4. f. ant. secta.

Sin embargo estamos acostumbrándonos a utilizarla como sinónimo de continuación de una obra, bien sea una película, un cómic... Estamos incluso acostumbrándonos a que profesionales de la comunicación la empleen así en la radio, prensa escrita y televisión. Como por ejemplo en el 20 Minutos. Vale, que madre mía qué ejemplos que doy. Pero es que también sucede en El Mundo y El País. Ya, que tampoco.

¿Por qué está pasando esto? Bueno, no soy experto, la verdad, pero sospecho que es por influencia del inglés. Y por desconocimiento de la gente. Veamos lo que dice el diccionario de inglés Collins en su edición en internet:

sequel (ˈsiːkwəl)
noun
  1. anything that follows from something else; development
  2. a consequence or result
  3. a novel, play, etc, that continues a previously related story
Word Origin
C15: from Late Latin sequēla, from Latin sequī to follow.


El origen etimológico es el mismo y el significado similar. Pero tiene una acepción más, que es, en efecto, la que damos actualmente a la palabra secuela.

Parece evidente: La gente lee "sequel" en inglés y la traduce mal por "secuela".



Vamos, que nos encontramos ante lo que se conoce como falso amigo, pero no es de esos que les prestas dinero y luego ni te saludan ni nada. 

En fin, yo no es que sea academicista. Al contrario. Además, las lenguas cambian (si no seguiríamos hablando en latín, digo yo) y eso es señal de que se usan y están vivas. Pero es que éste me parece un claro caso de vagancia y desconocimiento.

Creo que merece la pena poner un poco de atención cuando escribimos y hablamos. O por lo menos, que sepamos qué es lo que decimos y porqué lo decimos. 

 

viernes, 18 de enero de 2013

El friki que escribió un blog.





¡¡Un blog de un tipo de treinta años calvo que dibuja cómics sin ninguna constancia!! ¡¡Eso sí que es original y no se le había ocurrido a nadie!!

Para otras apariciones del asqueroso friki: aquí, aquí y aquí.